AhGuapas

¿Cómo detectar el maltrato infantil?

El maltrato del que fueron víctimas nenes de 3 años en un jardín maternal de San Isidro, preocupa a padres y docentes. Ahguapas consultó a especialistas para saber cómo detectar que un menor es violentado, y qué precauciones se deben tomar antes de enviar a un chico a las llamadas guarderías infantiles

 “Como madre primeriza me hicieron creer que el berrinche era lo más normal y que mi hija me estaba midiendo. Me convencieron de que no la escuchara. Esto nos ha pasado a todos los padres”. La que habla es la madre de un ex alumno del jardín Materno Infantil Tribilín, de San Isidro, al que asisten menores que tienen entre 45 días y tres años. Allí, y gracias al registro de un iPad se pudieron denunciar episodios de maltrato y violencia infantil.

El relato de la madre es claro: si bien la convencieron de que no escuchara a su hijo, el menor dio muestras de malestar mediante berrinches. Entonces, en medio de tanta confusión y angustia, hay una certeza, los menores revelan signos de violencia, pero ¿Cómo detectarlos?

Jardín Maternal, espacios donde ya hay antecedentes de maltrato infantil

“Aunque no tenga la capacidad de hablar, si atraviesan situaciones de violencia, los chicos lo comunican. Los padres tienen que estar atentos a los cambios de conducta: pueden volverse más agresivos, o más introvertidos; aislarse o estar más irritables” alertó en diálogo con INFOnews la psicóloga Elda Irungaray, especialista en violencia familiar.

Trastornos en el sueño, en la alimentación y dificultades para retener la orina o la materia fecal, también pueden ser mecanismos mediante los cuales los más chicos comuniquen lo que están viviendo.

“Para muchos padres resulta difícil creerles a los hijos, y es entendible que los mayores confíen en quienes cuidan a sus hijos, porque la función de todo docente es proteger”. Pero hay que estar atentos a los relatos de los chicos, aconseja la licenciada Irungaray. Sobre todo cuando la violencia es “una conducta que va creciendo, que va en aumento”, alerta la especialista en la materia.

Chicos introvertidos, una señal que da cuenta de la violencia a la que pueden ser sometidos

¿Qué precauciones tomar como padres?

La situación del jardín maternal de San Isidro salió a la luz cuando uno de los padres escuchó a su hija decir malas palabras y notar sus cambios de humor repentino. Así, decidió mandar un grabador en la mochila para sacarse la duda. Lo que escuchó, además de los insultos, fueron los llantos de los nenes.

Tribilín no es el primer registro que se tiene sobre jardines maternales donde los más pequeños son víctimas de maltrato. Si bien el Estado debería generar espacios de ese tipo, la realidad muestra que en general funcionan bajo un régimen privado, lo que implica cierta falta de regulación.

Por ello, siempre que un padre decida enviar a su hijo a una institución de este tipo “lo primero que tiene que ver es si ese jardín está inscripto, si tiene su número de DIPREGEP –el ente regulador-. Ese número debe estar en la puerta de la institución y es lo que le da el toque normativo y legal al espacio”, explicó la docente en educación inicial, Pamela Causa.

Como era de suponer, Tribilín no tenía ese registro, lo que “significa que no tiene todas las condiciones de seguridad necesarias. Sucede que hay muchas guarderías que aún no están registradas, y en esos espacios no hay contenido pedagógico, como sí sucede en los jardines que están inscriptos”, precisó la docente.

Ahora bien, además de las cuestiones legales, la trabajadora en educación inicial aconseja a los adultos estar atentos a “la apertura que ese jardín tiene para con la familia del menor. Hoy en día la construcción el proceso educativo del niño desde el jardín maternal está en relación con la familia, por lo que se debe dar lugar a la familia en todo momento, brindándoles la apertura necesaria para que participen activamente”. En caso contrario, estar alertas.

El juego, un lenguaje a descifrar

Si de reconocer episodios de maltrato infantil se trata, la psicología es una de las herramientas más utilizadas para indagar en la realidad del niño. “En el área de lo lúdico se pueden desprender muchas señales de maltrato. Aunque allí los psicólogos son quienes pueden leer entrelíneas las conductas de los más chicos, porque a través del juego despliegan sus emociones, sus fantasías”, y así es posible llegar a lo que les sucede”, explicó a este medio la licenciada en Psicología Zoya Tescari.

La especialista sostiene que el maltrato infantil puede identificarse en los más pequeños a través de la observación de “conductas atípicas”. Ciertas actitudes, pueden estar “distorsionando una verdad oculta”, aseguró Zoya. “Por ejemplo, en casos de abuso es frecuente que los chicos tengan una sexualidad activa. O que les vaya muy bien en la escuela, o muy mal. Son procesos de sobre adaptación”, explicó la especialista.

“Los padres saben muy poco qué es lo que les pasa a los hijos. Y lo más grave es que creen que no hay mucho para hacer. Depositan en el resto de las instituciones –como la escuela- el cuidado de los más chicos. Cuando la familia es la primera institución donde se construye subjetividad”, sentenció la psicóloga; alertando sobre la necesidad de estar cerca de los más pequeños para saber cómo y qué es lo que sienten.

Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

EN FACEBOOK