El sábado pasado, la cantante inglesa Lilly Allen ofició de conductora de un programa radial e invitó a la editora jefe de Vogue UK, Alexandra Shulman, que hace más de dos décadas está a cargo de la prestigiosa publicación. 

En el programa, Shulman habló de los temas más candentes de la industria. Con respecto a las críticas que varios medios de moda reciben por perpetuar una imagen distorsionada del cuerpo femenino, Shulman dijo: "Si vas a hablar sobre una modelo o una celebrity, todo se trata sobre una visión promedio de lo que es la belleza. Ella es la chica de al lado, probablemente mejor que vos. La gente a menudo pregunta por qué elegimos a modelos flacas para la portada, porque así no se ve la gente real. Pero lo que pienso es que nadie quiere ver una persona real en la tapa de una revista".

Shulman admitió que le aburre cuando la gente le pregunta constantemente por qué las modelos que elige para Vogue son tan delgadas. Ella señala que los principales culpables son los diseñadores, ya que solo permiten que las modelos extra flacas sean quienes luzcan sus diseños. "Por eso no hay talles más grandes", agregó.  

"De alguna manera, Vogue es una revista sobre fantasía y sueños, es un escape del mundo real. La gente no quiere comprar una revista como Vogue y ver en portada lo mismo que ven en el espejo. Eso lo pueden hacer gratis", opinó Shulman. 

Fuente: Fashionista